del invierno

noviembre 9, 2011

Yo no quiero hablar de ti,
no quiero hablar de ti.
Pero si me encuentras conduciendo allí,
recuérdame que deje flores en su puerta.

Yo no quiero hablar de ti,
no quiero hablar de mí.
Saldrá el último vuelo,
y diran los altavoces de todo el aeropuerto
que tienes que marcharte.
Y allí no podrás localizarme.

Yo no quiero hablar de ti,
no quiero hablar de ti.
Mi coche está parado en mitad de la autopista
sigo durmiendo dentro de aquella noche fría,
regalo de bodas del invierno.

No hay manta, café, no hay nada ardiendo,
no hay casa, no hay hijos ni perros,
no hay nadie que peine mi cabello,
no hay nadie que seque mi cabello.

 

Ella tiene el poder de adivinar mis pensamientos y poner letra y música a las emociones más profundas y escondidas.
Y Ella es tóxica.

Anuncios

Hoy estoy falta de palabras. Se escaparon todas mientras corría por la Gran Vía, con un perro ladrando detrás. Se escaparon junto con el último de mis alientos, cuando suspiraba sentada enfrente de una chimenea.

Así que dejaré que hoy sean ellos quienes hablen por mí.

#27

febrero 27, 2011

Voy a salir a la calle. Voy a perder la mirada en el infinito y voy a gritar cada una de las palabras de esta carta. Vamos a localizar el núcleo del error para estudiar su forma exacta y su composición. Voy a gritar hasta perder la voz y sentir que ya no queda nada oprimiéndome el pecho. Para saber por dónde es frágil, separa el núcelo en cien mil partes y adelántate a su próxima reacción. Ningún nudo en la garganta, nada. Nada aparte de un espacio hueco. No me veas tan iluso, será un éxito absoluto,ni por un momento pienso que se espere este complot.

Pienso seguir. Y después acabar con esto. Gritaré hasta no poder más y desmayarme del cansancio. Pero acabaré con todo esto y rellenaré el hueco con palabras nuevas, palabras que no tendrán nada que ver con esta carta. Cuenta a todos que lo sabes cuando incendias sin querer, sabes que alguien más se rompe, sabes que todo lo rompes. Porque la catástrofe acabó y solo queda recomponer las piezas.

Y allí estaré yo.

Vamos a localizar el núcleo del error.

enero 8, 2011

es verdad.

Es verdad que más de una vez me asusté y huí. Y también es verdad que ahora, más que nunca, estoy asustada, tengo ganas de meterme bajo mis sábanas y no salir en un buen rato, hasta que se pase la tormenta. Y que más de una vez quise abandonar, salir corriendo, olvidar mi lado pesimista, ver el vaso medio vacío y decir “qué más da“. Pero no sería de mi estilo, sería demasiado fácil. Y ¿desde cuándo yo hago algo de manera simple y fácil?


hoy no
y mañana tampoco.

dosmildiez

diciembre 24, 2010

Empecemos pues con mi propio “revival” del 2010. Han sido muchos los momentos para recordar, aunque también hay momentos para dejar en el olvido, y por eso mismo, me quedo con los buenos.

Enero llegó con el cumpleaños de la cosa más bonita (y caprichosa) de este mundo. Y un viaje a Salamanca en el cual nos desmelenamos más de uno, rompimos botellas de ron y nos despertamos con bandas tocándonos el rey león. Nevó mucho y yo disfruté como una enana, es lo que tiene ser del sur.

En Febrero tocó hacer una visita a Barcelona. Y conocí a Jack Daniels y Nuria me acogió en su casa. Y sus padres me cuidaron como una más. Paseamos por las Ramblas y entre broma y broma, nos encontramos con cierta pelinaranja…. y disfruté como una enana junto con una de las personas más bonitas de este mundo. Celebramos el cumpleaños de Alba y fui barbuda por un día.  Y tras comenzar las clases de nuevo, empezó mi loco año de conciertos. Biffy Clyro fueron los encargados de abrir mi 2010, pasamos mucho frío y quisimos mucho a Simon. Y ese “Machines” cantado por el público será muy difícil de olvidar.

Marzo llegó con muchas sorpresas, más de las que esperaba. Me mudé, y conocí a las compañeras de piso a las que ahora tanto echo de menos. Me acostumbré a escuchar a gente hablar catalán en casa y me malacostumbraron. Y Juan me preparó una fiesta sorpresa muy bonita, y jugamos a twister y comimos y bebimos. Y para celebrar mi cumpleaños, bajé a Málaga y dije “hay un concierto de Love Of Lesbian, ¿por qué no pasarme?”. Y tanto que me pasé, fue el primero de una serie de conciertos… pero yo eso aún no lo sabía. Aguantamos con Cata como unas campeonas el concierto de Dorian y cantamos mucho con los lesbianos. Y teníamos a dos chicas delante que soltaban pompas de jabón y bailaban mucho, y me cayeron bien incluso sin conocerlas. Y solo después me di cuenta de que serían mis Giuli y Carmen, las compañeras de concierto perfectas. Y volví a celebrar mi cumpleaños con mis Vikingos queridos, me hicieron regalos bonitos e incluso jugamos a la piñata.

En Abril volví a Madrid, y recibí visitas. Catalina vino a verme, cargada con su guitarra, y de paso madrugamos mucho y nos fuimos de grupazo. Daba igual la lluvia, y allí estábamos, cantando Un día en el parque como si no hubiera un mañana. Y volví a ver a Giuli y a Carmen, y conocí a Ger, Alex, Karu, Max y más gente bella. Breve pero intenso. Y salimos y cantamos “Me amo” mientras subíamos escaleras del metro. Y después nos fuimos de Picnic extraterrestre, y pude ver a mi queridísimo Iván Ferreiro por fin, después de años. Escuché Turnedo y me emocioné. Y una semana después conocí a Zahara, y la vi en el Buho Real. Y llenó la sala de risas, chucherías y cosas bonitas, como sólo ella puede hacer. Y lloré con “Los amigos de Darío” lo que no lloré nunca.

Y los primeros días de Mayo, un golpe de suerte de estos que me dan a veces, me regaló dos abonos para el SOS 4.8, así que allí nos fuimos Juan y yo. Y saltamos con Franz Ferdinand, flipé con Sunday Drivers, me enamoré de LA y volví a reenamorarme de Love Of Lesbian (por tercera vez). Y más tarde vino uno de los fines de semana más locos del año. 3 conciertos, 16 horas de autobús y pocas, muy pocas, horas de sueño. No dudé ni un segundo en acoger a varias locas en mi casa, que se convirtió en Hostal Marlene y ellas lo llenaron de risas, mojitos y buen rollo. Me enamoré de Giuli (y su arte para picar hielo con mi encimera), me enamoré de Carmen (y de lo mona que puede llegar a ser aunque es una chica dura) y me enamoré de Aída (y de su capacidad de hacer el tonto y su risa contagiosa). Y vimos a Love Of Lesbian en un salón, y nos emocionamos con Limousinas, y sonreí tanto durante todo el concierto que las mandíbulas me dolían. Conocimos a Claudio y nos dimos cuenta de que Italia tiene que molar mucho. Y nos fuimos de Costello y nos reímos mucho. Fue mi primera experiencia post-concierto-lesbiano y moló mucho muchísimo. Al día siguiente, me fui con Jess, Alba y más gente a ver a You Me At Six. Y aunque salí decepcionadísima del concierto, ellos hicieron que esa entrada que compré (yo comprando entradas, wtf?) valiese la pena. Y nos reímos mucho con Josh, y hablamos de fútbol, le enseñamos a pronunciar “Villa” y muchas más cosas surrealistas. Y como no teníamos nada mejor que hacer, tras el concierto cogimos un bus a Barcelona y nos plantamos Alba, Jess y yo allí. Y tras un encuentro con Tere, Irene y Nuria (a la cual echaba muchísimo de menos) nos fuimos de nuevo a ver a Ymas y me quedé sin voz de tanto cantar. Y me encontré a Karu en el bar más cutre y perdido, y lo flipamos mucho. Y después vi a Maga, que cerraron un mes más que bello.

Llegó Junio y con él el verano y el fin de los exámenes. Mi junio lo abrió Zahara, armada sólo con su guitarra y un contrabajo, pero es que no le hace falta más. Nos cantó canciones bonitas y me volví a emocionar. Y tras Zahara, God is an astronaut. A los cuales adoro y admiro. Y dos semanas más tarde vinieron Nuria y Tere, y yo me junté con varios locos e hicimos días de cola para Muse. Y saltamos, cantamos y flipamos, y declaré de nuevo mi amor eterno a Matt, Chris y Dom. Y por si no estaba bastante cargado de conciertos y cosas bonitas este mes, hice las maletas y me fui a Barcelona, de nuevo. Unos días con Nuny, conversaciones varias y paseos. Y como echaba de menos a las locas del clúdefansdejohnboy, nos fuimos de picnic a un parque, para de paso celebrar el cumpleaños de Misifú. Y vino gente de todos lados solo para verla y felicitarla, conocí a Bitta, Ague, Miriam, Sonia, Korat… y lloramos todos, y cantamos. Y después nos fuimos al pueblo más perdido de Barcelona y llenamos el concierto de Love Of Lesbian (por quinta vez ya) de gorros de cumpleaños, unicornios y risas. Y (no) dormimos en un parque de niños pequeños, amanecimos en Barcelona y desayunamos churros, como señoras. Y ¿para qué dormir? Después tocó volver a Fuengirola, sin antes una parada en Madrid…

Julio fue el mes de los Vikingos, a los cuales echaba mucho de menos. Nos fuimos de moraga, quemamos la ciudad y recuperamos el tiempo perdido. Fue el mes de los proyectos con Catalina, el mes del Fuengirola Pop y la consecuente borrachera el primer día… Y ví de nuevo a Sunday Drivers, y el último día aparecieron Carmen, Giuli… y conocí a Caro, La Gafa, Sergio, Maribel, Francisco…. Llenamos el castillo de pistolas de agua, amantes guisantes y pancartas. Y vimos el mundial, pero nos daba igual. Y conquisté castillos con Carmen, acorralamos a barmans para que nos invitaran a bebida e incluso faltó una que otra camiseta. Allí supe que echaría más de menos de lo que pensaba a estas dos señoritas. Disfruté de uno de mis mejores conciertos de Love Of Lesbian, aunque con algunas lagunas. Y presentamos a los lesbianos a nuestra Zahara particular, y fliparon mucho. Fue también el mes de irme a Benidorm con Juan, ejercer de periodistas e irnos de concierto. Vi (por fin decentemente) a Placebo, Editors, Iván Ferreiro, Hola a Todo el Mundo… Fue el fin de semana en el que alguno de los lesbianos me reconociera entre la multitud, el fin de semana del Algunas Plantas más loco que he vivido hasta ahora… Fue un fin de semana muy bonito. Más tarde, más moragas con Maka, Victor, Rafa…, más días comunes pero inolvidables en el Cerdito y conversaciones que sólo nosotros entenderíamos.

Agosto y la feria de Málaga llegaron con mucho calor. Y nos fuimos de feria, y bebimos mojitos y bailamos Algunas Plantas. Y salimos reventadas a las 10 de la noche como si fuesen las 5 de la mañana. Allí conocí más a Caro, y Cata y yo decidimos llevar adelante nuestro pequeño proyecto. Y fueron tardes de fotos, confesiones y charlas. Agosto también fue el momento de las despedidas. Aprovechar los últimos días con mis fuengiroleños queridos.

En Septiembre tocó volver a Madrid, y volver al lado de Juan, y reencontrarme con Jess, Alba, Blanca, Victor… Empecé un nuevo curso, el cuál trajo sorpresas curiosas. Fue el mes de All Time Low, de Nuria, de Jess. El mes de Disco Ensemble y de ver a Saku después de mucho tiempo. Tardes bonitas y más conciertos bonitos, como el de Krilin. El mes de la Noche en blanco, de las aglomeraciones y la visita de Eduardo.

Octubre llegó con barbacoas en Narnia, paramore party’s, Supersubmarina y las noches de Independance con Jess, Alba, Victor y Blanca. Tras años, pude ver a Tenpel, y disfutar en directo de canciones que me llevaban acompañando durante mucho tiempo. Y me escapé durante una semana a Málaga y volví a ver a Supersubmarina. Y a la semana siguiente tuve visita: Juanfran, Carmen y Giuli venían para vernos, y de paso disfrutar del (que iba a ser en primer momento) el último concierto de Love Of Lesbian del 2010. Pero ya las conocéis y no aguantaron tanto. Y conocí a Juanfran, comimos juntos y me cayó mejor de lo que pensaba. Pompas, mojitos, tartas… Me enamoré de Bibi, invadimos camerinos y pasamos una de las noches más surrealistas de todo el año: parques, cervezas, copilotos, caretas y abrazos. Y por un momento pensé que era la última vez que veía a mis sevillanas…

Noviembre fue uno de los meses más bonitos de todo el año. Empecé con una sorpresa doble: me tocaron entradas para (volver a) ver a Love of Lesbian (y conocerles), y me tocó una entrada para acudir a lo Europe Music Awards… Así que allí me fui, y conocí a Hannah, y “volví a conocer” a Love Of Lesbian, volvimos a invadir camerinos y palcos. Y la noche fue bella, el teatro se llenó de sonrisas, limousinas, y simples saludos que te pueden alegrar una semana entera. La novena vez que les veía, y más que nunca me di cuenta de lo mucho que les quiero, como músicos y como personas, y lo mucho que me hacen falta. Pero por si fuera poco, un domingo cualquiera invadimos La Caja Mágica, y los hoteles de Madrid. Y pude hacer realidad uno de mis sueños: ver cantar a Hayley Williams. Nunca me olvidaré de ese momento: coger a Jess de la mano y disfrutar, cantar y emocionarnos. Y Jeremy fue la cosa más maja de este mundo. Pasé uno de los aniversarios más bonitos. Nos emocionamos, y me tragué mi vergüenza para intentar hacer un regalo “especial”. Y cuando pensé que no volvía a ver a mis sevillanas, aparecieron en Madrid. Y me encontré a Santi Balmes en mi nevera, aprendí a hacer tortilla de patata, nos fuimos a un bonito homenaje de Antonio Vega, vimos a gente bonita cantar y pasamos una noche genial, con sus “locus” y sus momentazos: control remoto, fotos, pegatinas y escapadas. Y conocimos a gente muy maja, e incluso un señor que nos invitaba a Ibiza. Y eché mucho de menos a Carmen y a Giuli…

Diciembre (uno de mis meses preferidos) llegó para acabar el año a lo grande. Juanfran y Cata aparecieron en Madrid, me pusieron muy nerviosa, pero también me llevaron de Picnic. Y allí estaba yo, con ellos dos y Juan, disfrutando como una enana con Standstill y el SEÑOR Iván Ferreiro. Y me enamoré de Enric y sus sonrisas y movimientos. Y después vinieron Maka y Rafa, y mi casa se convirtió en Hostal Marlene de nuevo. Paseamos por Madrid, comimos magdalenas, nos calentábamos las frías tardes con cafés de Starbucks… un puente de diciembre más que bonito. Y más tarde conocí a Miss Caffeina, y escuché en directo su Imposibilidad del Fenómeno. Y allí estábamos Blanca, Laura y yo, cantando y disfrutando como enanas. Fue el mes de despedirse. El mes de hacer trabajos y exámenes, escuchar conciertos por teléfono, hacer las maletas y volver a Fuengirola. Y aquí estoy, disfrutando de los últimos días del año.

Ha sido un año genial, con sus más y sus menos (y los menos los prefiero olvidar), y no podría quejarme. Gracias a todos los que habéis formado parte de él.

Pero especialmente, gracias a Juan, por seguir estando allí, y quererme y aguantarme a pesar de todo. Santa paciencia la que tienes tú conmigo (y yo contigo, alguna que otra vez, todo hay que decirlo :*). Gracias, eres una de las mejores cosas que me ha pasado nunca.

A mis vikingos, sobre todo a Maka y Victor, por ser los mejores amigos que una puede desear, después de años, y seguís a mi lado. Y gracias a Rafa por aparecer, y hacer el verano algo más especial.

Gracias a Carmen y Giuli…. Han sido mi gran descubrimiento este año. No sería ni la mitad de bueno sin vosotras. Gracias por las visitas y escapadas, los momentos que pasamos juntas y separadas, por las conferencias, las bromas internas y la confianza que tenéis en mí. Os quiero. (infinita complicidad)

Y para terminar, gracias a Jess, por ser mi compañera madrileña. Tengo tantas cosas que agradecerte que no sabría por dónde empezar. Madrid es lo que es gracias a ti. Gracias por los momentos compartidos, y aunque seas una chica dura, me has demostrado tantas cosas que… a veces pienso que no me merezco tu amistad. Gracias por ser tan maravillosa. (yeah, i just lost my mind, but i still got you).

Nos espera un 2011 inolvidable, lleno de momentos preciosos. Lo sé.

diciembre 12, 2010

me enamoro mínimo 4 veces al día.
y puedo enamorarme de cualquier cosa: canciones, letras, fotos, frases, momentos, voces… cabe todo en mi pequeño mundo. porque cada una de esas cosas se convierten en parte de mí, tengo amor para todo y todos.
y por eso doy abrazos inesperados, lloro de la risa, me emociono con canciones, sueño con lugares que he visto en fotos, y puedo pasarme días tarareando la misma frase de la misma canción.

 

bye bye 2009

diciembre 31, 2009

Voy a necesitar exprimir mi memoria y cerebro al máximo para recordar al menos las cosas más importantes…

Enero – Empezamos el año con Sharabbey Road. Cumpleaños de Nico: 2 años. Sigo estudiando todo lo que puedo y más despues de los examenes de diciembre. Uno de los regalos de las Navidades es la entrada para Fall Out Boy, soy feliz.

Febrero – No fue nada de otro mundo. Biblioteca, amigos, paseos, Málaga, Dunkin Donuts. Bueno, miento: Blink 182 vuelven. 3 meses, Juan.

Marzo – Madrid. Juan, Jess, Irene, Alba y más gente. Cola guay en la que me cuelo. Maja y sus movimientos sesis. Fall Out Boy, PETE A POCOS METROS DE MI, Dance Dance, SATURDAY, Púa de Peter en el escote. Sudor, mucho sudor. Diana, Retiro, El arbol cuteiro (en enero volvemos a ver como anda…), Fotos, más Jess y más Juan. Intento de Protest The Hero y quedarme con las ganas. Dormir Maka, Victor, Juan y yo en una cama de matromonio despues de estar de fiesta. Casa, volver al mundo real y empezar a empollar como una loca. Arte, arte, arte, latín, griego, historia. Cumpleaños: MIS 18, que pensé que no llegarían nunca. Una fiesta un poco fail, porque no salió como deseaba… Un año desde la muerte de papá. Cumpleaños de mamá.

Abril – Clases, Pacolof, más clases. Semana santa, Murcia, mis velas de los 18, dormir en tu cama… y tu en otra. Karma Police.  Cumpleaños de Maka, mi compañera de piso perfecta. Disfraces, Diana, fotos que aun NO he revelado. Día del libro: Homenaje a Edgar Allan Poe y la primera vez que hago “teatro”. Eduardo, esa gran persona.

Mayo – EXAMENES. Estudias. Biblioteca in, biblioteca out. Sink into me. Polaroid Supercolor. Más estudiar. Dormir poco, muy poco. Presentarte a 3 exámenes el mismo día y sobrevivir. Pocos días para prepararte y empezar con la selectividad. 9’1 de media, quedarte empatada para conseguir la matrícula de honor… y perder. GRADUACIÓN. Llorar y echar de menos.

Junio – Empezar con la selectividad, en serio. Practicamente VIVIR pegada a los apuntes. Dormir 3/4 horas al día y subsistir a base de café. Tres días llenos de emociones. Aprobar la selectividad, y con buena nota. Nico alegrandome la vida. San Juan, Maka, Victor, Manu, Jose Luis y los míos. San Juan graaaaaaaaaaande: borrachera, yo nunca y “dormir” al lado de una hoguera. Universidad de Málaga y Carlos III de Madrid.

Julio – a la bartola. Nico, Juanchis, Laura, Maka, Victor. Y la verdad, no tengo grandes recuerdos de julio… simplemente, disfrutaba de mi libertad. Aceptada en las dos universidades que quería. Dudas, muchas dudas. Placebo, o intento de ello.

Agosto – Disfrutar del verano, y de mis amigos, ya que podía no volver a verlos en un tiempo. Mamá se va a Ucrania y me deja con mil dudas. Vuelve, decide por mi. Lori Meyers.  Muchísimos nervios. This is the begining and the end.

Septiembre – día 6: MADRID. Desconexión, Universidad, compañeros nuevos, mucho miedo. Cola de McFly: Nuny, Chiara, Jesspocket. Estar al pocos kilómetros de Juan. Jess, SEPTIEMBRE! Retiro, Starbucks, Gran vía, Metro, McDonalds. Más gente. Echar de menos a mi familia, y sobre todo a Nico. BRAND NEW EYES. Saltarte las clases para ir a repartir panfletos, asturianos (L), Alba :D.

Octubre – Uni, primeros parciales. Blanca, Yvonne, Alberto, Joanna, Inma, Bichito… Granger. Estar tirados en el césped o pasarnos toda la mañana del miércoles en la cafetería. You Gotta Believe. Fuencarral y la búsqueda de barbudos (a la menos cuarto!). Halloween: La Loba & Just Dance, y hasta allí puedo leer.

Noviembre – Galicia, perderme el Eastpack (Dallas Green <3) y volverme emo. Thursday + Rise Against + Poison The Well. Brad majo, Geoff más majo todavía (pobre, no le dimos conversación). UN AÑO, te quiero. MUSE. Lo mejor del año musicalmente hablando. Cola, muchas horas de cola, estar enferma y correr al baño cada 10 minutos, pero seguir en la cola. Vir y más gente que conocí allí. 7 de la tarde, entrar tras horas de pie. Casi matarte bajando al recinto. Biffy Clyro, ai omá el Simon. MUSE, MUSE, MUSE, MUSE. No hay palabras para describirlo. Espectacular, genial, asombroso… todo se queda corto. Saltar, Cantar, Bailar, Aguantar. Al día siguiente agujetas y Mike.

Diciembre – McFly, Alba amenazandome de muerte. Primera fila peeeeero en un lado. Recordad viejos tiempos con Obviously y All About you. Intento de violación por parte de Danny y más amenazas de muerte. VIsita sorpresa. Llorar abrazando a Maka y Víctor a las 3 de la mañana con mucho frío y en pijama. NO-PARAMORE. Volverme emo de nuevo. Jess vuelve. Irene & Tere, sushi y merendona en casa de Alba. Pasarte el tiempo genial. Ultimos días de la Uni y final de los parciales. Juan, Jess, despedidas y hasta el año que viene. Casa, Nico, sonrisas, abrazos. Cachimba en casa de Sandra, paseos por Fuengirola.

Y me habré olvidado millones de cosas, pero no soy perfecta…

No me quejo de año, no puedo decir que ha sido una mierda porque no lo ha sido. Sí, hubo fails, pero es como todo (siempre pude haber ido a Paramore, pero una es pobre). Me queda la “esperanza” de que si algo tuvo que llegar este año y no llegó, lo recibiré con más ganas, ya sea Paramore, Blink, 2 años, o cualquier otra cosa, os estoy esperando con muchísimas ganas.

Gracias a todos los que estuvieron a mi lado durante este año, ya sea físicamente o espiritualmente. He conocido a tanta gente este año que no me atrevo a hacer una lista porque será casi imposible… Gracias, una vez más a todos aquellos que tuvieron algo que ver conmigo, ya sea bueno o malo, más o menos importante.


PD_ Pequeñito, GRACIAS. A ti, en especial, por ser parte de mi y por aguantarme durante tanto tiempo (si, es mucho, lo sé). Por hacer todo lo posible y más por estar juntos. No sabes todo lo que te agradezco. Te quiero, hasta el Infinito y más allá-

Mención Especial/Musical a:

Forgive Durden: No sé en qué momento del 2009 te descubrí pero has sido una de las cosas más grandes de este año. Eres un maldito genio. Y espero mi CD firmado con muchas muchas ganas.

Paramore: por ese GRAN Brand New Eyes. Cada vez sois más geniales.

MUSE: creo que con ellos la cosa está clara…

The Rocket Summer: Me emociono recordando como me subía la moral “I’m doing everything” cuando más lo necesitaba. Felicidad en vena, eso es lo que eres.

Panic! at the disco: os separasteis, pero sigo adorandoos. No veré a los “originales” pero Lying is the most fun… siempre estará entre mis canciones preferidas.

Nos veremos en el 2010, que seguramente nos traerá muchas sorpresas.

diciembre 28, 2009

nothing feels like home

calor

julio 24, 2009

Siempre he tenido la curiosidad de si “calor” es femenino o masculino, porque utilizo las dos formas. Despues de echarle un vistazo a la RAE y ver que se aceptan las dos formas…: ¡qué maldita calor hace, madre mía!

Vale, que sí, “vengo de un lugar bastante frio y blablabla”, y mira que me gusta que haga calor, pero es que esto no es normal. Acabo de salir a la calle para mandar un simple fax, y entre que he tenido que dar una vuelta tremenda porque la Avenida de Jesús Santos Rein está totalmente cortada (me cago en las obras), que no me llevé las gafas de sol y que, además, no llevaba botella de agua, pensé que iba a morir. Esto es la muerte. Que por cierto, maldigo las obras, las odio y tambien odio el Ayuntamiento de Fuengirola y a nuestra “querida” alcaldesa. No se puede agujerear una avenida entera sin poner un paso peatonal, chapuceros.

Y el calor es todo culpa de Estados Unidos. Maldita sea ¡¿queréis respetar el protocolo de Kyoto?! Que nos vamos a asar vivos, y no habrá ni hielo en los polos, ni osos polares, ni pinguinos (por cierto, muy gracioso el anuncio de Mixta), ni nada de nada. Malditos seáis todos.

Si es que lo único bueno que tiene Estados Unidos es la música. Tantos científicos, tantas inversiones ¿para qué? ¿para sacar una nueva marca de crema antiarrugas? Tanto para que al final a jóvenes como yo (somos muchos, aunque no lo parezca) solo nos interesen eventos como el Warped Tour. Oh, bendita invención de los americanos… ni siquiera el descubrimiento de la bombilla llega a la altura del Warped Tour. Y esas cosas en Europa no hay, bueno, en Londres y Paris, y mucho que es. ¡Maldita España! En ese tipo de eventos se nos considera del tercer mundo, y oye, sabemos montar buenos festivales. Mira el FIB. Bueno… aunque el escenario se caiga a cachos y haya incendios, ¡pero es un buen festival! ¡Spain exists! Ahora que lo menciono, gran invento lo del twitter, seguro que no ha sido un americano.

Pero para estadounidense que vale la pena ya está Fred Mascherino, y seguro que actúa en el Warped Tour. Me voy a seguir escuchando su CD, creo que me hace falta desestresarme…

no estaba muerta

julio 9, 2009

…estaba de parranda, o casi.

Más de un mes sin postear nada en este santo lugar. Exámenes finales, selectividad, fiesta post-selectividad, San Juan, Murcia… La verdad es que hay cosas que contar, sí, pero empecemos por el principio.

Me puedo saltar los examenes finales, porque ya sufrí bastante. Queridos profesores: gracias por meternos caña y, sobre todo, por aguantar mi cara de sobada todas las mañanas. Os debo una. Muy Grande. Pero… tanta caña al final resulta pesada: estás 15 días, estudiando como una posesa para saberte la vida de Franco de pe a pa, aprenderte de memoria la forma de construcción de la arquitectura gótica, los nexos ingleses, los españoles (que tienen aún más tela), y para “ilustrar” nuestros queridos diccionarios de latín y griego. Y ¿para qué? ¿para qué te pregunten 4 chorradas (el exámen de arte aún me duele)? SI. Pero eso no es lo peor. Queridos correctores de Málaga entera que se han encargado este año de los exámenes de selectividad: sois unos capullos. Debería callarme porque mucha gente me pegaría por quejarme de mi nota, pero duele. Duele saber que hiciste perfecto el texto de latín y tienes perfecta la literatura (¡SI, copié, lo confieso!) y que te pongan un 8. Duele saber que contaste hasta la vida de los autores y de sus familias en el exámen de arte (que si aun no lo sabíais, estaba tirado) para que después te pongan un 7’5. Gracias. No me volveré a fiar de nadie (y voy a poner musica tranquilita [here comes the sun] porque me está dando el telele). Es una bofetada para estar preparada en la facultad. Pero en fin, conseguí lo que quería, no bajar la media, y una gran experiencia (sobre todo escuchar a Macarena gritar “CÓOOOOOOOOOOOOOOMO” en el exámen de historia).

Y después… que empiece la fiesta, que en realidad no fue tanta fiesta. Tiene gracia que cierto amigo me llamara preguntandome la misma tarde de acabar los exámenes “¿Qué? ¿Ya estás borracha?”. Pero yo estaba dando un paseo tranquila con algunos amigos porque en relidad “no sabíamos que hacer con nuestras vidas”. “Y ahora ¿qué?” pensabamos. Ahora a esperar las notas (8’43) y a echar matrículas como loca. Y de paso celebrar San Juan.

De este último San Juan… debo decir… que demasiadas cosas no me esperaba. Ni me esperaba encontrar a más de la mitad del claustro de profesores (la mayoría de ellos con el puntito del alcohol) a 3 metros de nuestra hoguera, ni acabar siendo acosada, ni bañarme a las tantas de la noche (nunca lo he hecho). Maps de los Yeah Yeah Yeahs. No me quejo, nunca me quejo, solo me habría gustado tener a cierta persona a mi lado esa noche.

Notas, reclamación, segundas notas, preinscripciones (Málaga y Madrid). Que nunca lo he dicho antes, voy a hacer una gran locura: meterme en Derecho (junto con Periodismo, no os preocupéis). Lo que tira, tira, pero hay que asegurar el terreno señores. Y entre preinscripción y preinscripción, viaje a Murcia (gracias).

Y perder a un gran artista, que ahora es una leyenda y un icono. No voy a ir de supermegahiper fan, no lo soy ni nunca lo fui, pero crecí escuchando a Michael Jackson, al igual que los Beatles, eran la banda sonora de mi casa (me llega a pillar la muerte de John Lennon y ahí sí que me muero). Nunca me creí del todo el tema de la pederastia y me fastidia que ahora se le recuerde y se le homenajee más de lo que debería haberse hecho mientras estaba vivo. Lo que nadie me negará es que fue una de las personas que más ayuda ofreció a los que la necesitaban y que se fue demasiado pronto (gone too soon). Un ARTISTA, con todas las letras, a sus 50 años, enfermo o no, tiene muchísimo que ofrecer. Tenía una mente prodigiosa para la música y de esas cada vez quedan menos… In the closet. Nunca me gustaron (digo demasiado la palabra “nunca”) los circos que montan al morir una estrella, pero debo confesar que me emocioné y mucho con todos los homenajes que se le hicieron. Porque todo es poco para una persona que ha dedicado 45 de sus 50 años a la música, hizo disfrutar a generaciones enteras,  donó una fortuna a los necesitados y lo único que recibió a cambio fue el hecho de ser calumniado, calificado de pederasta, vergüenza para la raza negra y cosas  peores. Ahora, comeros vuestras palabras con patatas. Y como dice esa GRAN grase de la película “V de Vendetta” (y cambiándola un poco): “Debajo de esta máscara hay un icono, y los iconos son a prueba de balas“.

Llevo demasiado tiempo escribiendo esto, y aún no sé con qué finalidad lo hice. Voy a seguir escuchando discos de The Beatles y Michael Jackson como la tonta que se emociona demasiado que soy, y seguiré siendo feliz con mis discos poppies (si, cariño, yo tambien te quiero).

Can’t let him get away

Buenas noches.