noviembre 17, 2009

No podría quejarme.

Cada día conozco Madrid un poco más, he conocido a mucha gente, he aprendido mucho (o eso creo), he visitado Galicia (e incluso un pueblecito de Portugal), he visto a Thursday y Rise Against (¡y gratis!), y además puedo ver a personas que me importan mucho más amenudo.

Pero aun así, echo de menos mi rutina fuengiroleña, mis amigos de siempre, mi casa, mi familia (¡NICO!), y todas esas cosas tan simples pero a la vez indispensables.

Pero no debería quejarme. Y para muestra, un botón. Este sábado pude ver a Geoff Rickly (Thursday), y aunque no le dí mucha conversación… el tío resultó majo. Y todo gracias a una personita especial.

Y para terminar de dar envidia, el próximo sábado Muse me esperan en el Palacio de los Deportes,  de nuevo gracias a una personita especial.

Saludos, terrícolas.

Anuncios