*

diciembre 9, 2008

Alguien a quien nunca me cansaré de decir “gracias” por existir.

Gracias por brindar calidez y cariño.

Y gracias, sobre todo, por compartir ese pedacito de ti conmigo.

(Si, yo tambien he sido víctima de la fiebre “Crepúsculo”… pero lo mio viene de mucho antes…)

Anuncios

una odisea literaria

diciembre 3, 2008

Hace algunos días encontré escondido entre los libros de mi estantería un tomo muy especial. No pude evitar sonreír y recordar con brillo en los ojos el momento en el que lo conseguí.Era mi primera navidad en España, en Madrid hacía un frío tremendo que para mi no era frío, y creo que aun no había asimilado donde me encontraba.

El libro del que estoy hablando es el nº 100 de la colección Espasa Juvenil, dedicado a cuentos muy cortos. Recibí el regalo de parte de Liz Lobato, alguien a quien no conocía demasiado, pero a la que admiraba. Me fascinaba lo cercana que se mostró hacia mi, junto a toda su familia, sin apenas conocerme.

Era mi primer libro en español, el primero. Podría releerlo mil veces… pero no tengo intención de hacerlo. Perdería parte de esa “magia” que un día me ofreció.

“Por primera vez, desde que la guardara en su escondite secreto, abrió la caja de música y escuchó aquel vals que, durante setenta y tres años, sólo había oído en su memoria.

Las lágrimas corrían, mansas, por sus mejillas; abrían surcos en el polvo que cubría su rostro y empapaban el pañuelo que protegía su respiración. Cuando cesó la música, volvió a dar cuerda a la caja.

Una vez… y otra… y otra…

Hasta que la caja resbaló de sus manos y rodó hasta el muro de cascotes. Entonces, creyó oír la música de la caja que sonaba una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez… Igual que creía oírla cuando entraba en la sala de estar. Aquella música que sonaba una vez y otra y otra… sin que nadie diera cuerda a la caja.

Agotada por el cansancio y las emociones, sus ojos comenzaron a cerrarse.

Ida descansaba arropada por aquella música, intermitente, que durante setenta y tres años sólo había sonado en su cabeza.

¿Sólo había sonado en su cabeza?

Fragmento de “A ritmo de vals” de Fernando Alonso

“¡Va de cuentos!”

Espasa Juvenil, 1999

remember, remember…

noviembre 5, 2008

Esta película siempre será una de mis favoritas… Me trae a la memoria un héroe particular…

como un oso polar

octubre 29, 2008

El frío nos hace sentir más vivos.

Primer día de la ola de frío polar, que ganas tenía. Siempre me quejaré, pero solo será porque no lo puedo evitar, soy una quejica. Aún a pesar de mis quejas, adoro sentir el aire frio sobre mi cara, taparme con la bufanda y sentir que mi nariz parece un cubito de hielo. Me encanta sentir como se me eriza el vello de todo el cuerpo cuando de repente sopla una brisa tan fria que me hace tiritar; por mucha ropa en la que me esconda, nunca podré escapar de esa sensación.

…En ese momento es cuando vuelvo a sentir ese “electrón en mi corazón”.

domingo

octubre 27, 2008

El último día de la semana ha pasado a ser el único día en el que puedo actualizar esto.

Cada vez me doy más cuenta de lo que me gustan los domingos. Ni siquiera importa que muchas veces tenga el cuerpo que no me aguanto en pie, disfruto como una enana. Me levanto tarde, doy vueltas por mi casa asegurandome de que no hay nadie, y me tiro en el sofá para ver películas, series o programas que jamás vería en cualquier otro dia. “El arte de no hacer nada” lo llaman algunos. La tranquilidad que se respira un domingo es increible…

Escuchar musica tranquila tirada en mi cama, leer cualquiera de los miles de libros que tengo por terminar, o simplemente no hacer nada, descansar, porque los domingos se han convertido en el único día en el que puedo descansar de todo y reflexionar.

Es lo que tiene la rutina…

Tanto caqui y flores ya me estaba cansando, la verdad, asi que he cambiado a algo más simple, cambiando solo la cabecera (que lamentablemente ha perdido mucha calidad).

Tambien tengo que decir que hace poco cree un Flickr , en el que voy poniendo fotos antiguas y otras más nuevas. Nada del otro mundo, pero se hace lo que se puede.

Aparte de eso… creo que debería de escribir más y poner menos música… Pero al fín y al cabo, ¿qué más da? Si expresa lo mismo…

todos duermen ya

octubre 15, 2008

Ella duerme tras el vendaval.
Se quitó la ropa.
Sueña con despertar en otro tiempo y en otra ciudad…

Vetusta Morla – Copenhague

en silencio

octubre 9, 2008

“Ni siquiera sabes quien eres ni que es lo que quieres.

Parece que estas lleno de emociones, tu alma parece rebosar de ideas, cosas que compartir. Quieres gritar, saltar, conocerlo todo, aprender millones de cosas, no parar nunca… correr, y no parar nunca… Parece que todo está por venir, que tú eres el mundo, tú lo llenas con tu presencia…

Pero… todo puede cambiar tan rápido. No sabes si eres tú, o es el mundo, pero te sientes tan pequeño, tan solo… Te das cuenta de que no eres nada, sino un ser vacio, esperando eternamente algo, alguien, una sonrisa, un abrazo que te fascine, que te demuestre que tú lo eres todo, que para él lo eres todo.

El ser humano es así. Siempre necesita algo, siempre quiere más, nunca será feliz siendo él mismo…

Yo sigo esperando esa sonrisa, ese gesto, esa melodía olvidada, ese rayo de luz, porque siempre querré mas, porque me acostumbré a tener algo más…”



Para que mentir, no es un buen día.

felicidades

octubre 7, 2008

Hoy es el cumpleaños de un gran amigo mio. Alguien que no ha dudado en compartir conmigo parte de su mundo. Por todo eso y mucho mas… Muchas Felicidades José Luis.

Dejo un pequeño regalito:

Russian Cirlces – Youngblood

menos guerra y mas música

septiembre 29, 2008

Una canción genial donde las haya. La verdad es que no me canso de escucharla…

Vetusta Morla – Sálvese quien pueda

Puedo volver, puedo callar, puedo forzar la relidad.
puedo doler, puedo arrasar, puedo sentir que no doy más.
puedo escurrir, puedo pasar, puedo fingir que me da igual.
puedo incidir, puedo escapar, puedo partirme y negociar la otra mitad

Puedo romper, puedo olvidar, puede comerme la ansiedad.
puedo salir, puedo girar, puedo ser fácil de engañar.
puedo joder, puedo encantar, puedo llamarte sin hablar.
puedo vencer, puedo palmar, puedo saber que sin vosotros duele más.

Puede ser que mañana esconda mi voz por hacerlo a mi manera.
hay tanto idiota ahí fuera.
Puede ser que haga de la rabia mi flor y con ella mi bandera.
sálvese quien pueda.

Puedo torcer, puedo lanzar, puedo perderme en la obviedad.
puedo servir, puedo cansar , puedo saber que sin vosotros duele más.
Puede ser que mañana esconda mi voz, por hacerlo a mi manera.
hay tanto idiota ahí fuera.
Puede ser que haga de la rabia mi flor y con ella mi bandera.
sálvese quien pueda.

Puedo torcer, lanzar, perderme en la obviedad.
servir, cansar , saber que sin vosotros duele más.

Puede ser que mañana esconda mi voz, por hacerlo a mi manera.
hay tanto idiota ahí fuera.
Puede ser que haga de la rabia mi flor y con ella mi bandera.
sálvese quien pueda.
sálvese quien pueda.
hay tanto idiota ahí fuera.